Mediterrani, Mar Olímpic

Descripción

Millones de personas, en los cinco continentes, contemplaron en directo la que se consideró como una de las mejores ceremonias de inauguración de la historia de los Juegos Olímpicos: con el sello inconfundible de La Fura dels Baus.

Sinopsis

La Fura dels Baus recibió el encargo de elaborar el momento central de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Mediterráneo, mar olímpico, ése fue el nombre que recibió el macroespectáculo creado por La Fura, y narraba el viaje de Jasón y los argonautas hasta el confín del mar Mediterráneo, hasta las columnas de Hércules, que según la mitología clásica eran la puerta al mundo desconocido. En el transcurso del viaje que se representó en el Estadio Olímpico, los argonautas se enfrentaron, en la mejor tradición clásica, a las furias que representaban la guerra, la contaminación, el hambre y la enfermedad: las furias de los primeros navegantes tienen su equivalente actual. El espectáculo culminaba cuando Hércules, después de cruzar el recinto, separaba las columnas y permitía que el mar, formado por cientos de personas, fluyera e inundara lo desconocido, en clara alegoría del encuentro entre culturas, razas y pueblos.

Mediterráneo, mar olímpico supuso una revolución en la tradición que hasta ese momento había definido a los espectáculos de apertura de los Juegos Olímpicos, meras evoluciones de masas, coloristas y desprovistas de contenido, esteticistas y poco arriesgadas en lo conceptual. El sello de La Fura dels Baus se aplicaba por vez primera a un espectáculo concebido especialmente para ser seguido en directo por millones de personas en todo el mundo. La recepción internacional fue entusiasta y destacó que Mediterráneo, mar olímpico había logrado transmitir un ideario ligado a los orígenes de la cultura de la ciudad que albergaba los Juegos Olímpicos mediante una puesta en escena arriesgada e innovadora.

El trabajo de La Fura dels Baus superaba con este macroespectáculo el ámbito del público reducido de las salas para trascenderlo de un modo exponencial y lograr una recepción y una repercusión masivas.

Créditos

Creación y direción
Àlex Ollé, Carlos Padrissa
(La Fura dels Baus).

Dirección ceremonias
Manuel Huerga

Producción ceremonias
Pepo Sol

Música
Ryuichi Sakamoto

Vestuario sol y mar
Peter Minshall

Realización escenografía
Roland Olbeter

Coreografía sol y mar
Judy Chabola

Vestuario marineros
Chu Uroz

Efectos de sonido
Miki Espuma (La Fura dels Baus).

Dirección actores barco
«Hansel» Cereza (La Fura dels Baus).

Asistente de dirección
José Manuel Pinillo.

Diseño atrezzo
Nico Nubiola

Diseño «Trencadissa»
Antoni Miralda

Diseño básico del vestuario
Luis Fortes

Artista gráfico
Paco Corachán

Consultor mitológico
Josep Olives

Actores barco protagonistas
Susana Goulart, Wilson Silva.

Actores barco
Daniel Andreu, Luis M. Ballesteros, Paul Berrendo, Alexander Brendemhi, «Hansel» Cereza, Salvador Chaves, Manuel del Estal, David Escudero, Miguel Folch, Víctor Goñi, Juan Guasch, Lisbeth Hall, Manuel Llama, Carlos Molina, Juan M. Morillo, Joaquim Pañart, José C. Paredes, José Perez, José A. Porcar, Fernando Ribot, Francisco Ruiz, Fernando Ruiz, Miguel Salvador, Juan C. Soler, Francisco Javier Tapias.

Construcción escenografía
Carrocerías Esteva, Simeó Ubach.

Hinchables
Al Víctor

Director de producción
Salvador Pons, Cuqui Pons.

Estreno
25/7/92, en el Estadio Olímpico de Barcelona.

Representaciones
1

Un espectáculo producido por Ovideo Bassat Sport para el Comité Olímpico Organizador de los Juegos Olímpicos de Barcelona, 1992.

Prensa

×