Furamòbil

Descripción

El Furamòbil, un aparato escultórico que quiere integrarse en el espacio urbano, propone la participación del público que se encarga de transmitirle la energía necesaria para que se desplace. Una alegoría del funcionamiento del organismo.

Sinopsis

El Furamòbil es un aparato escultórico que intenta integrarse en el paisaje urbano como un elemento más. Queda expuesto en medio de la calle para que pueda ser contemplado por los curiosos. A una hora prefijada, el Furamòbil comienza a desplegarse y poco después permitirá que el público entre en su interior. Cualquiera puede participar y lo que inicialmente era una visita se convierte en colaboración para que la máquina se ponga en marcha y se desplace por un corto recorrido.

El Furamòbil es un monumento a la solidaridad porque necesita del esfuerzo de todo un colectivo para que el espectáculo sea posible.

El Furamòbil funciona como cualquier sistema orgánico. Traga al público, aprovecha su energía y genera movimiento, para acabar expulsando excrementos, como cualquier ser vivo. Esta expulsión genera una contaminación, un rastro de materiales que simbolizan el rastro, a veces terrible, de los humanos sobre la tierra.

El Furamòbil participa del arte y de la ciencia. Es arte por su calidad escultórica y por su capacidad para recrear. Es ciencia por su similitud orgánica y también por sus complejos mecanismos técnicos y mecánicos.

El Furamòbil es interactivo porque el público que permite su movimiento está totalmente relacionado con el público que contempla su acción a través de su estructura transparente, que nos permite ver a la máquina como si fuera la disección de un gran animal.

El espectáculo que genera el Furamòbil está dividido en tres fases: el movimiento lineal, que se genera a partir de los espectadores-actores; los expeledores, mecanismos que lanzan elementos al exterior (agua, harina, pasta de sopa, pirotecnia, octavillas…), y las transformaciones, que son los cambios de aspecto que sufre la máquina a lo largo de su recorrido y que se dividen en cuatro: órgano, nube, masa y digestor.

Créditos

Creación y dirección
Pera Tantiña (La Fura dels Baus).

Dirección artística
Nico Nubiola

Diseño de iluminación
Ziggy Durand

Coordinador técnico artístico
Rafael Vives

Diseño gráfico
Typerware, Nico Nubiola.

Página web
Typerware

Proyecto técnico
UPC (Universitat Politècnica de Catalunya), Jan Esquerra, Carlos Gayán, Carles Ribas, Martina Ribas, Xavier Soldevila.

Producción
Esther Badia, Andreu Polo.

Road managers
Carme Peris, Robert Villalón.

Actores-técnicos
Julio Cámara, Jaume, Ziggy Durand, Miguel A. García, Jaume Vergés.

Conductores
Xavi Expósito, Jesús Vega.

Carrocería
CYASA

Hinchables
Quim Guixa

Pintura de los decorados
Taller Escenografía Castells S.C.P.

Mecanismos
Simeó Ubach

Indicadores
Ass. Torre de Papel

Efectos agua
Xesco Morros

Estreno
14/5/99, en el Paseo de Campo Grande, Valladolid.

Representaciones
41

Un espectáculo producido por Ayuntamiento de Valladolid/Fundación Municipal de Cultura, Press and Information Office of the German Governement y La Fura dels Baus, con la colaboración de Fira de Teatre al Carrer de Tàrrega.

Prensa

Documentos

×