Workshow de La Fura para reinterpretar Mozart con ‘C.A.T.H.A.M.O.S.’ en Martorell

Publicado el 20/11/2018

La Fura ha aterrizado en la Nau Ca n’Oliveres de Martorell para trabajar en un nuevo proceso de creación que debe desembocar en C.A.T.H.A.M.O.S., el workshow que se presentará al público el jueves 20 de diciembre y que debe servir para forjar T.H.A.M.O.S., el espectáculo que se estrenará en el auditorio Felsenreitschule de Salzburg. Esta presentación final en la ciudad austriaca será el 24 de enero del 2019, en el marco de la Mozart Week que organiza el Mozarteum. Y es que el furero Carlus Padrissa asume el reto de reinterpretar Thamos de Mozart, mezclándolo con La Flauta Mágica y una algorítmica banda sonora compuesta por Urbez Capablo.

Padrissa ha detallado así el que podrán ver los espectadores: «La gente que venga verá, escuchará e incluso podrá tocar una pieza esférica, total. Fue pensada para Mozart, nosotros le hemos dado forma de ópera y la hemos situada en la actualidad: trata de cómo liberarse de las nuevas formas de esclavitud de este siglo». El furero explicó el origen del espectáculo: «Se trata de una obra de Mozart que nunca se ha hecho en formato ópera. El compositor creó 45 minutos de música para una pieza de teatro mucho más larga, una obra épica. Llevamos en la actualidad la historia de una lucha de poderes, protagonizada por el rey de Egipto».

Uno de los principales atractivos de esta ópera radica en sus transiciones interpretadas por instrumentos robóticos entre las piezas únicas: improvisaciones que dependen de factores externos y circunstanciales, como el estado físico de los músicos, las reacciones fisiológicas del público asistente o el tráfico del de datos de internet. Esta ecléctica y cuidadosa mezcla ya es toda una declaración de intenciones del proyecto. Y es que quiere mantener el espíritu de la música incidental de Mozart, preservando el drama épico repercutido en las flamantes mutaciones culturales del ser humano del siglo XXI y superando las nuevas formas de esclavitud gracias a la configuración artística del ‘Cuerpo sin órganos ‘de Artaud y del’ Cuerpo Revolucionario ‘resultante de la acción de configurar. Es rompiendo todo paradigma corporal y artístico que la existencia individual del artista se vincula con absoluta experimentación del colectivo.

Mozart era hombre de la ilustración y estimó el teatro en toda sus formas. En 1784 ingresó a la francmasonería, donde encontró un ideal filosófico: no era un esotérico, sino un intelectual. A pesar de no se sabe mucho de las circunstancias en las que gestó la obra Thamos, la pieza tiene algunos toques de la obra teatral de Tobias Phillip Freiherr Von Gebler. No es de las obras más conocidas pero es uno de los logros más extraordinarios. La temática gira en torno al espíritu de la época: Egipto estaba muy de moda! Es la última obra de una docena de obras teatrales de Gebler. Transcurre en la ciudad del Sol, Heliopolis, en 3.000 aC y cuenta la historia del rey egipcio Menes y su hijo Thamos: una obra política, repleta de amor, misticismo y muerte.

La incontrolable fuerza de la naturaleza
Carlus Padrissa desarrollará la versión furera de Thamos sirviéndose de un viaje espectacularmente dramático y teatral, entre danzas y nuevos pasajes de la escritura y la partitura de Mozart, a la que se han añadido as de otras obras. Cantadas por solistas diversos, captarán la universalidad de la música del compositor en toda su magnitud. Una experiencia lumínica inmersiva que sucederá en un futuro no muy lejano, dentro de una pirámide excavada en el centro de la Tierra, con túneles que conectan Egipto, Tailandia, México y Suiza. El ser humano no ha sido capaz de controlar la energía de la naturaleza: libre, gratuita e inagotable. Y es que, como decía el inventor Nikola Tesla, que protagonizó numerosas invenciones en el campo del electromagnetismo a finales del siglo XIX, «Cuando el ser humano sea capaz de controlar toda la energía natural se podrá liberar de nuevas formas de esclavitud y configurarse como artista absoluto». Y será sólo así cuando el arte será todo y todo será arte.