Ollé reinterpreta ‘Histoire du soldat’ en Suiza para celebrar su centenario

Publicado el 19/09/2018

Para celebrar el centenario de Histoire du soldat La Fura reinterpreta la ópera de Stravinsky concibiendo el demonio no como el representante del mal o el maligno, sino como la voz de la inconsciencia. Tras haberse estrenado mundialmente el abril pasado en la Opera de Lyon (Francia), la ópera dirigida por Àlex Ollé ateriza en Suiza: del 28 al 30 de septiembre se podrá ver en la Opéra de Laussane. El espectáculo será en francés tendrá 1h y media de duración. Ya se pueden adquirir las entradas a través de este enlace.

El furero Àlex Ollé presentará una puesta en escena que pretende llegar al equilibrio entre la historia de un soldado de hace cien años y las historias de nuestros soldados contemporáneos. Para ello se toman referencias como la ficción del clásico Johnny got his gun de Dalton Trumbo, y el testimonio de la carta de suicidio de Daniel Somers, veterano de la guerra de Irak. El objetivo: mezclar entre el conflicto de un hombre que sale de una guerra para adentrarse en una batalla con sigo mismo y sus demonios.

Camino de regreso a su país, un pobre soldado camina con su violín. Se encuentra con el Diablo, que le ofrece cambiar el instrumento por un libro de magia con el que puede hacer fortuna. El soldado acepta, pero de repente descubre que ha perdido tres años de su vida y que sus seres queridos lo han olvidado. Así, lleno de riqueza pero incapaz de encontrar la felicidad, hará todo lo posible para recuperar su violín: incluso robando al Diablo.

Restringido por las restricciones impuestas por la guerra, Stravinsky concibió este trabajo sobre el modelo del teatro ambulante, con una instrumentación reducida que podía tocarse en todas partes. Creó una obra accesible para todos y cruzando múltiples influencias: tango, ragtime, pasodoble e incluso jazz. Ollé transmitirá todas las dimensiones de la obra, del conepto más íntimo al más universal. Así, ubica las diferentes historias de los soldados de hoy en día en el corazón de su creación, ofreciendo y, por lo tanto, ofreciendo una lectura muy contemporánea de este trabajo centenario: la violencia será la metáfora de su alma.